Se considera que eres RECLUTA, cuando entras a formar parte de nuestro Boot Camp. Para ello no importa tu condición física, ni tu sexo, ni tus miedos, nada de ello, solo importa una cosa, que es, que quieras CAMBIAR y vivir una experiencia distinta que te haga ser mejor de lo que ya eres.

Si estás leyendo esto, quiere decir que este reto te interesa, te atrae y para ello te ofrecemos información de lo que significa ser un RECLUTA.

Las normas de un recluta son:

normas-recluta

  1. Un recluta no utiliza, no usa y no conoce la palabra NO.
  2. Cualquier persona puede ser RECLUTA, no importa condición física, sexo, profesión, nivel económico, solo importa tu deseo de ser DIFERENTE ante lo que ya existe.
  3. El afán por superarse, por ser mejor, es su única prioridad.
  4. Un recluta solo compite consigo mismo.
  5. Su relación con los iguales está basada en la “empatía” y en la “disciplina”.
  6. El dolor es algo que las personas normales temen, un recluta lo utiliza como herramienta para progresar haciéndose “amigo” de su propio dolor.
  7. Para un recluta el honor no se compra, se gana día a día en el boot camp.
  8. El desarrollo de las 3 facetas es lo que diferencia al recluta de los demás: faceta física, faceta psicológica y faceta social.
  9. Un recluta no es especialista en ningún terreno, pero destaca en todos ellos.
  10. Los días de mucho frío, calor, viento o lluvia son los preferidos del recluta.
  11. Los obstáculos son entendidos como problemas por el resto de los mortales, para un recluta es una motivación y una oportunidad para ser mejor.
  12. Un recluta no se esconde, se mimetiza en el ambiente en el cual se encuentra.
  13. Miedo= elemento utilizado por un recluta para provocar en él un cambio radical.
  14. El recluta entrena de manera diferente para ser distinto y entrena distinto para ser diferente.
  15. El sudor del recluta es “rojo”.
  16. Un recluta nunca está enfermo, o está muy sano o está poco sano.
  17. Un recluta tiene una fuerte, consistente, saludable y positiva auto-estima.
  18. Su código genético no le permite saltarse un entreno.
  19. El recluta resurge de sus cenizas en las peores situaciones como mera rutina.
  20. ¿Cuándo se rinde un recluta? Nunca se ha dado ese caso.